Mi historia

Quiero contarte quién soy y cómo empezó todo

En abril de 2024 nació mi hija Ariadna. Ella es muy importante en mi historia porque ser madre ha sido un camino complicado para mi y tenerla ahora en brazos es el cierre de una etapa muy dura y el inicio de una luz muy brillante.

Haciendo un resumen rápido, estudié Periodismo y Comunicación Audiovisual pero duré poco dedicándome a ello. Comencé a interesarme por la alimentación vegetal para mejorar mi salud y me formé como Herbodietista en el Ismet y Coach de Salud por el Institute for Integrative Nutrition de NY. Y de ahí pasé a hacer retiros de alimentación y yoga, me formé en cocina vegana en Plantlab y abrí mi propia escuela de cocina presencial en Madrid, The Green Fuel. 

Seguí formándome en temas de salud, sobre todo relacionados con la mujer. Por dos motivos, porque en mis retiros y talleres un 95% de las participantes lo eran, y porque siempre tuve menstruaciones muy dolorosas e incapacitantes y quería sanarlas. Me formé como educadora menstrual, instructora del método sintotérmico en FEMM, en ginecología natural y como Moon Mother con Miranda Gray. Me apasionaba poder acompañar a las mujeres a vivirse cíclicamente desde el disfrute.

Entonces, en una revisión ginecológica a la que fui al identificar en mi registro del ciclo que algo se salía de lo saludable, me extirparon un pólipo que resulto ser el inicio de un cáncer de endometrio. Para los médicos la única solución era quitarme el útero pero yo deseaba ser madre, así que conseguimos un tratamiento conservador para intentar que remitiese.

Paré en seco todo mi trabajo relacionado con mujeres durante dos años para sanarme a todos lo niveles, sobre todo porque no estaba emocionalmente disponible para sostener s otras personas.

Perdí mi ciclo por la medicación hormonal y estuve cuidándome como nunca antes de forma muy proactiva, mas allá de lo médicos proponían: alimentación, deporte, suplementación, fisioterapia, acupuntura, sanaciones energéticas, cámara hiperbárica, gestión emocional y muchas otras cosas…

A los dos años, con muchas pruebas invasivas y dolorosas de por medio, el tumor no había vuelto, y me retiraron la medicación. Recuperé mi ciclo menstrual en tiempo récord y comenzamos a intentar el embarazo. Me quedé embarazada en tan solo 3 ciclos aplicando el método sintotérmico. Pero fue un embarazo ectópico y tuvieron que intervenirme de urgencia para quitarme una trompa. Así que vuelta a empezar.

Tras recuperarme de la cirugía, volvimos a intentar el embarazo y volví a quedarme en 3 ciclos. Y de ese embarazo ha nacido mi milagro y mi destino: Ariadna.

Y también han resurgido mis ganas de volver a mi camino de acompañamiento con otras mujeres. Porque conocernos, saber registrar nuestros ciclos y determinar cuando son saludables, tener herramientas naturales para regularnos hormonalmente y ser capaces de autogestionar nuestra salud es la clave.

Nunca sabemos cual sera el desenlace final. Pero siempre merece la pena tomar las riendas de nuestra historia y apostar todo al todo por nosotras. Si te apetece, yo te acompaño.

 ¿Cómo comparto mi camino?

A día de hoy comparto ese camino de bienestar y alimentación saludable a través de mi Instagram @amanda.ortiga y mi canal de YouTube. Mi escuela de cocina, The Green Fuel, ha evolucionado y se ha convertido en un proyecto con varias patas que comparto con mi amiga y socia Beatriz Moliz. Por un lado realizamos cursos de cocina online de diferentes temáticas (haz click aquí para descubrirlos); también realizamos recetas en foto y vídeo para las redes sociales y blogs de marcas de alimentación; y, por último, creamos experiencias de wellness corporativo, para empresas que quieran apostar por la promoción de la alimentación saludable en el entorno laboral.  

Desde hace 4 años una nueva herramienta, o un regalo de la naturaleza, depende de cómo queramos verlo, se incorporó en mi viaje hacia el bienestar: los aceites esenciales.

Revolucionaron tanto mi mundo que me formé en Aromaterapia en The Aromatic Studies y soy asesora de aceites esenciales en mi comunidad Círculo Aromático. 

Los aceites esenciales de Young Living me han ayudado a transitar momentos muy complicados a nivel emocional, me permiten cuidarme físicamente de forma natural e incluso limpiar mi hogar o sustituir mi cosmética por productos sin tóxicos.

Vivimos muy expuestos a todo tipo de químicos perjudiciales y disruptores endocrinos que se cuelan en nuestro hogar de mil maneras. Los aceites esenciales, son sus posibilidades infinitas y sus propiedades terapeúticas nos permiten cambiar nuestro estilo de vida hacia uno mucho más natural y saludable. 

Sígueme en redes sociales